No invertimos en cuentos

Un documento de PowerPoint espectacular acompañado de un discurso entretenido no nos impresiona.

Invertimos en proyectos sólidos, respaldados por equipos capaces y que comprenden las implicaciones de trabajar con inversores.

Invertimos en empresas españolas:

  • De base tecnológica
  • Con un equipo experimentado
  • Con un producto o servicio en el mercado
  • Enfocadas al B2B
  • Con ingresos recurrentes
  • Con un modelo de negocio escalable

No invertimos en “hombres de humo” ni en:

  • Negocios que no entendemos
  • Negocios en fases iniciales
  • Negocios sin propuesta de valor
  • Negocios de autoempleo
  • Negocios intensivos en capital
  • Negocios que dependen de una persona